"La Silla Que Cura" llegó a Quito y Cuenca.

Fundación Cecilia Rivadeneira presentó una obra de teatro protagonizada por 40 niños diagnosticados con cáncer y sus hermanos, un espectáculo escénico donde los niños demostraron que su salud no es un condicionante.

Más de 2.200 personas asistieron a las presentaciones de la “La Silla Que Cura” el pasado 12 y 13 de noviembre en el Teatro Capitol en Quito, y el 18 y 19 de noviembre en el Teatro Sucre en Cuenca. Con aforo lleno, se desarrolló una obra de teatro-terapia, porque cada butaca ocupada alentó a los niños a seguir adelante y a los asistentes les enseñó a superar sus problemas inspirados en la lucha diaria que enfrentan los niños.

La obra de teatro fue un espacio de sensibilización y encuentro familiar, poblaciones vulnerables fueron invitadas al espectáculo y cada asistente dejó un mensaje para los niños en el lobby del teatro, familias enteras asistieron y ovacionaron de pie al elenco de actores y actrices.

Fundación Cecilia Rivadeneira (FCR), busca informar y sensibilizar a la sociedad sobre la situación integral que viven las familias afectadas por el cáncer infantil en Ecuador a través de todos sus proyectos. En esta ocasión, presentó el resultado final de su Programa de Formación en Artes Escénicas “Ja-Jarabe de la Alegría” para niños y niñas diagnosticados con cáncer y sus hermanos, “La Silla que cura”, es una obra de teatro que tuvo como objetivo principal facilitar el pleno ejercicio de los derechos culturales, la sensibilización, el proceso de integración social y la promoción de valores. La FCR quiere erradicar todos los mitos inmersos al cáncer infantil y generar un concepto distinto en la sociedad sobre los niños y niñas que enfrentan dicha enfermedad. Defender su derecho a sonreír, a jugar y a vivir plenamente su niñez sin que su condición de salud sea un limitante.

Los fondos obtenidos se revertirán a la sociedad mediante el apoyo a proyectos sociales que desarrolla la FCR.