Una futura doctora pisó el mar

Quiere ser doctora y le encanta el arroz con camarón. Se llama Paulina Paucar. Tiene 11 años y está diagnosticada con leucemia. Su sueño inmediato era conocer el mar; así que los voluntarios de la Fundación Cecilia Rivadeneira le prepararon la sorpresa. Organizaron un juego de pistas en el interior de la Escuela Granja. Cada pista que Paulina descubría revelaba una palabra. Una a una fueron apareciendo: Vas-a-cumplir-tu-sueño-de-conocer-el-mar. El llanto de la pequeña fue incontenible. Días después armó su maleta y, junto a sus padres y su hermana, vio y pisó, por primera vez, las olas, en Tonsupa. Su alegría iluminó Esmeraldas.