El objetivo principal de este programa es sacar momentáneamente al niño/niña del ambiente hospitalario, con previa autorización médica, a un espacio de diversión y juego. En estas actividades los niños/as pueden interactuar con otros niños/as, compartir, jugar, divertirse y olvidar momentáneamente su enfermedad. Para esto se cuenta con el acompañamiento de voluntarios capacitados y sus padres.